Buscar

SER PADRE O MADRE SOLTEROS EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS (Parte 1; resumen)

La crisis del coronavirus es muy difícil para todas las familias. Pero para las mamás y los papás solteros, que repentinamente tienen que hacerse cargo de los niños cuyas escuelas y parques infantiles están cerrados, y cuyos cuidadores ya no pueden ayudarlos, puede ser particularmente abrumador.

Los padres y madres están tratando de sobrellevar la ya de por sí estresante cuarentena, y muchos están haciendo malabarismos entre el trabajo desde casa o lidiando con las consecuencias del desempleo. Si encima agregas el aislamiento de otros adultos en su círculo social, criar a un niño solo podría parecer insuperable. No existe una varita mágica que facilite la vida durante esta crisis. Pero he reunido algunos consejos de expertos para ayudar a apoyar a los padres y madres solteros en estos tiempos difíciles. En particular, son consejos para buscar ayuda (que es clave para su salud mental), equilibrar el trabajo y el tiempo con los niños (lo que puede parecer imposible) y manejar comportamientos difíciles (lo cual es de esperarse). La aceptación puede parecer absurda frente a una situación tan desafiante, pero piensa de esta manera: aceptar la situación en la que se encuentra no significa que tenga que gustarte. Rachel Busman, PsyD, psicóloga clínica del Child Mind Institute, recomienda un concepto de conciencia plena llamado “aceptación radical”, lo que significa aceptar lo que está sucediendo en el momento sin juzgarlo, en lugar de luchar contra lo que estás experimentando. También significa aceptar lo que sientes, incluyendo cosas como la ira y la frustración. Cuando estés atrapado(a) en una mala situación, checa contigo mismo. ¿Qué está fuera de tu control? ¿Qué está en tu control? Una vez que hayas reconocido lo que no puedes controlar, podrás avanzar para mejorar lo que puedes controlar. La aceptación radical podría permitirte lo siguiente:

  • Reconocer que en este momento estamos en modo de supervivencia. Sé amable contigo mismo(a) y recuerda que aunque te sientas solo(a), no lo estás. Todos estamos pasando por esto de una forma u otra.

  • Baja tus estándares de crianza. Acepta que habrá algunos días que si logras hacer que todos se alimenten y se bañen, y hacer una pequeña actividad adicional, será un buen día. Si puedes subir el estándar un poco cada semana, excelente”, dice la Dra. Lee. “Y si vuelve a bajar al día siguiente, también está bien”.

  • Conformarse con menos trabajo académico. Es prácticamente imposible trabajar desde casa y ser el maestro de tus hijos cinco días a la semana. “Si puedes hacer un trabajo académico con tu hijo(a) tres días a la semana en lugar de cinco, está bien”, dice la Dra. Lee. “Si sólo puedes hacer dos en este momento, también está bien”. Podría ser útil consultar con los maestros cuando lo sientas necesario, ya que pueden brindarte apoyo adicional en situaciones estresantes o simplemente dar tiempo adicional para completar las tareas.

  • Regresar a lo básico. Intenta establecer sus prioridades para el día por la mañana. ¿Qué hay que hacer? Y tal vez quieras agregar lo que te gustaría hacer adicional o diferente. Todos necesitan dormir bien, algo de nutrición e idealmente un poco de ejercicio todos los días. Esos son los conceptos básicos. Eso puede significar salir a correr mientras tu hijo monta su patineta, pero con los parques y áreas de juego infantil cerrados en muchos lugares en este momento, esto puede significar tomar un descanso para hacer diez saltos de tijera o una carrera de relevos en el pasillo.

  • Encontrar unos minutos al día para ti. En estos días, el viejo cliché de “ponerse la máscara de oxígeno primero” ha adquirido un nuevo significado. Pero la idea de que si no puedes ayudarte a ti mismo(a) no puedes ayudar a tu hijo, sigue siendo cierta. “Un minuto de autocuidado, cinco minutos de autocuidado, eso no significa que vayas al spa, pero si es posible, puedes ir a dar paseo”, dice la Dra. Busman. “O hacer una meditación de tres minutos”. Tomar descansos pequeños durante el día es crucial, incluso si es solo para estirarse o beber un poco de agua...

  • Relajar los límites de tiempo de pantalla. Eso no significa dejar que tu hijo(a) vea la televisión todo el día. Podría significar tiempo extra en el iPad/celular o cualquier consola de juego para recargar y dejar que todos tengan un pequeño descanso. Recuerda, estos cambios no son para siempre: solo se están adaptando a una situación inusual...

Cuéntame cómo sobrellevas la situación? Qué es lo que necesitas? Nos encantará leerte y apoyarte. Asimismo te invito a que conozcas nuestras formaciones o te acerques a nuestro equipo de trabajo que te ayudará a resolver muchos de tus problemas en casa...

https://childmind.org/article/single-parenting-during-the-coronavirus-crisis/



1 vista0 comentarios