Buscar
  • GCF

Si no es hoy ¿Cuándo?, Sino soy yo ¿Quién?


Vos sos el dueño de tus resultados como coach



Desde hace algunos años me dedico a entrenar a personas en el arte de #coaching y la #PNL y veo que existe un patrón recurrente que está perjudicando a la mayoría de los coaches que se encuentran en la etapa inicial del crecimiento de sus negocios.


Lo veo todos los días, y cada año con cada certificación, y es que, no parecen comprender la relación que hay entre la cantidad de trabajo que hay que realizar y cuándo se experimentan los primeros resultados positivos de dicho trabajo.


Y esto está haciendo que MUCHOS de ellos quieran darse por vencidos o ya lo hayan hecho. Lo que a veces me frustra mucho, ya que la mayoría está TAN CERCA del éxito que no parecen notarlo.

Esta nota está realmente destinada a inspirar o motivar a esos coaches que podrían estar en la misma posición que yo estuve, porque cuando miro hacia atrás, mi primer negocio no iba bien y fue precisamente porque cometí este error.


Déjame ampliar un poco lo que quiero decir con una analogía, porque el concepto es más fácil de explicar para mí, si utilizo una metáfora isomórfica.


Supongamos que nunca has estado activo en tu vida y decides hacer un cambio yendo al gimnasio y comiendo de manera más saludable. Te mantienes súper disciplinado/a, tomas batidos de proteína a diario y haces ejercicio 2 horas al día durante cuatro días a la semana.


Pero después de 2 semanas de esto, te miras al espejo y nada ha cambiado.

Siguis siendo vos. Pero ahora estás adolorido, gruñón, extrañas los alimentos que solías comer y odias despertarte a las 5 a.m. para hacer ejercicio.

Con el tiempo, podrías incluso pensar: “¿Por qué me hago esto a mí mismo?”

“Esto es una mierda, y no me veo cambios en mi…”

Y lo dejas.

Y todas las promesas de año nuevo casi nunca funcionan, y si te das cuenta los gimnasios vuelven a estar vacíos en enero y febrero.


Sin embargo, si sólo te quedaras unos dos meses más realizando todas esas nuevas actividades, los resultados comenzarían a ser bastante buenos.

Estarías más saludable, te verías mejor y te sentirías increíble. De hecho, estabas haciendo todo bien, pero simplemente no esperaste el tiempo suficiente para ver los frutos de tu trabajo.


Esta misma tendencia ocurre todo el tiempo con los coaches en internet.

Muchas de las cosas que sueles hacer tomarán su tiempo en darte un gran rendimiento. Ya sean los sistemas que construyas, las habilidades que aprendas o las estrategias que implementes.

Siempre tendrás que invertir mucho esfuerzo por adelantado, no hay atajos.

Así que por favor no caigas en la trampa de intentar algo, no ver resultados inmediatos y pasar a desanimarte.

Créeme que, si te mantienes enfocado en una estrategia el tiempo suficiente, los resultados llegarán.


Te doy un ejemplo:

Supongamos que planeas utilizar el marketing de contenidos como una forma de atraer nuevos clientes. Pasas algunas semanas escribiendo algunos artículos haces fotos y videos. Luego comienzas a compartirlos en las redes sociales. Tal vez incluso inviertes dinero en promoverlos.

Pero después de todo ese esfuerzo, nada ocurre. Nada. Cero clientes. Ni siquiera una pista. Es bastante desalentador.

Ahora te encuentras en una encrucijada, o te apegas a esa estrategia sin ninguna garantía de cuándo verás un resultado positivo, o la dejas de lado y vuelves a hacer lo de siempre.

Esa es la salida "segura", ya que no necesita invertir más tiempo ni energía. La mayoría de las personas elige la segunda opción. Ahí es donde cometen su mayor error.


Si sos constante, los resultados aparecerán tarde o temprano.


No importa si el primer mes no obtuviste un cliente. Sé que se siente como la misma mierda. Quizás es porque tu contenido es inconsistente, a lo mejor no lo notas pero comunicas erráticamente de a ratos haces publicaciones super profesionales y después foto de tu gato o productos que vendes sin que estos tengan nada que ver con tu identidad de coach esto confunde a los posibles clientes, hay otros coaches que pasan de curso en curso aprenden a hablar bonito o aplicar técnicas pero no se las venden a nadie, no necesitas más técnicas, lo que necesitas es #MARKETING, aprender a vender tus habilidades


Pero si eres persistente, en la venta, en la oferta, cada semana lo harás mejor. Tu capacidad de escribir mejorará. Aprenderás a distribuir mejor tu contenido. Harás tus primeras conexiones de valor con la gente.


Quizás te tome hasta el tercer mes conseguir el primer cliente, pero a partir de ahí el crecimiento es siempre ascendente.


A partir de los 6 meses verás que ya tienes una base mínima de seguidores que aman tu contenido y lo comparten. Puede que incluso ya tus “victorias” sean significativas.


Y finalmente, después de un año de creación de contenido consistente, obtienes suficientes clientes para vivir de tu práctica de coaching y puedes bajar el ritmo de las publicaciones.


Al igual que en el gimnasio, las cosas se vuelven más fáciles.

Pero a diferencia del gimnasio, tu crecimiento será exponencial.

El contenido es solo un ejemplo. Todos los sistemas y procesos que construyas tendrán este mismo efecto positivo, si le das el tiempo apropiado.


Es por eso que escuchas todo el tiempo que el primer cliente es el más difícil de conseguir. Luego obtienes los siguientes 10, luego los siguientes 100, y las cosas parecen cada vez más fáciles.

Bueno, esta es la razón.


Así que la conclusión general que quiero darte es la siguiente:


Si vas a hacer algo, realmente COMPROMÉTETE a hacerlo.

Sumergir los dedos de los pies en el agua durante algunas semanas rara vez te dará resultados. De hecho, tenes que apretar los dientes y saber que la primera vez puede ser una mierda.


Ahora, quiero compartirte una advertencia. Si ejecutas ciegamente actividades INCORRECTAS, no obtendrás ningún resultado.

Es como ir al gimnasio y hacer mal los ejercicios. Obviamente, eso no te servirá de nada. De hecho, incluso podrías lastimarte. Por lo tanto, cuando ejecutes algo, asegúrate de seguir las mejores prácticas y de recibir orientación de mentores que ya lo hayan hecho o lo estén haciendo. Por mi parte, nunca intento una nueva estrategia a ciegas.


Siempre lo consultaré con algún mentor. Nunca pierdo mi capacidad de recibir ayuda.


Este es el final de mi perorata de hoy.

Si crees que esto no fue de ayuda, me disculpo por hacerte leerlo hasta el final.

Una vez más, solo te pido que no desistas antes de tiempo.

Incluso si crees que no estás obteniendo ningún resultado, es posible que estés muy cerca. Llegarás allí pronto si eres constante.


Los quiero mucho

Pablo Saade – Coach & Trainer en PNL

49 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo